Trascendental Fallo: Procuraduría declara imprescriptible los Casos de Falsos Positivos.

By 7 Febrero, 2019Noticias

Si bien Colombia ha suscrito tratados internacionales como el Estatuto de Roma o la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad, que establecen que ese tipo de delitos no prescriben, algunas decisiones judiciales han desconocido esos compromisos.

Por esto, la Procuraduría General ha tomado una decisión sobre la posibilidad de seguir investigando ese tipo de delitos a pesar del paso de los años.

El procurador Fernando Carrillo revocó una decisión que había tomado en 2017 la Sala Disciplinaria de la propia Procuraduría, que prescribió una investigación por un caso de ejecución extrajudicial que habría sido cometida por un teniente y dos soldados de la Decimosexta Brigada del Ejército en julio del 2005.

En este caso, el Procurador indicó que la Sala prescribió el proceso siguiendo una norma vigente: que las investigaciones disciplinarias en la Procuraduría prescriben a los 12 años, pero no tuvo en cuenta las normas internacionales sobre estos delitos.

De hecho, Carrillo anunció que alrededor de 700 procesos que adelanta la Procuraduría Delegada para los Derechos Humanos por crímenes de Estado, de lesa humanidad, violaciones del derecho internacional humanitario y los derechos humanos no iban a prescribir.

La prohibición de archivar casos por esta clase de delitos no existe solo en el ámbito disciplinario. En las investigaciones penales, el país también tiene la responsabilidad de indagar a fondo estos hechos y proveer justicia.

“Nosotros tenemos tratados internacionales que obligan a que en Colombia estos delitos no prescriban. Como Estado, debe hacer una investigación seria y dar una respuesta sobre las graves violaciones de los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario”, explicó Camilo Burbano, abogado penalista.

Ante un eventual incumplimiento de los tratados, se abriría la puerta de la Corte Penal Internacional.

El caso concreto

El 4 de julio del 2017, mientras se lograba notificar a un teniente y dos soldados de la Decimosexta Brigada del Ejército de la inhabilidad y destitución por 20 años que les impuso la Procuraduría por el asesinato de Alberto Suescún Rincón, que reportaron como muerte ocurrida en combate con el Eln, el proceso prescribió.

El homicidio ocurrió en una finca de Tame, Arauca, el 4 de julio del 2005, y aunque la decisión de sancionarlos fue tomada en junio del 2017, solo en agosto de ese año se logró notificar a los implicados, es decir cuando ya habían pasado más de 12 años del hecho.

Aunque la Procuraduría delegada para los Derechos Humanos, que profirió la decisión en primera instancia, declaró la imprescriptibilidad del proceso y pidió a la Sala Disciplinaria resolver las apelaciones que presentaron los soldados, esta consideró que los tiempos se vencieron desde el 4 de julio del 2017 y archivó el caso.

El procurador de Derechos Humanos solicitó que la decisión fuera revocada puesto que desconocía tratados que hacen que estos crímenes no prescriban y es cuando el caso llega al despacho del procurador Carrillo, que revocó esta decisión y determinó que la Sala Disciplinaria procediera a resolver las apelaciones.

Tomado de El Tiempo

 

 

Paola Castañeda

Author Paola Castañeda

More posts by Paola Castañeda

Leave a Reply